La configuración de grados en escuelas del kindergarten al 12º grado
Nancy McEntire
2002
Muchos educadores y comunidades están buscando evidencia sobre la mejor manera de proveer una educación de alta calidad a sus niños y hacer el mejor uso de sus fondos educativos. Una cuestión de interés perpetuo es la de cómo agrupar, o configurar, los grados en las escuelas locales. La educación pública en Estados Unidos del kindergarten al 12º grado se ofrece en una variedad de arreglos de grados, desde escuelas con todos los grados entre el kindergarten y el 12º hasta escuelas separadas para un solo grado. Desgraciadamente, como Paglin y Fager (1997) señalan: "La investigación no ha provisto respuestas definitivas a la miríada de preguntas posibles sobre la gama de grados en una escuela, pero estas nunca han desvanecido. Son las que se plantean cuando la reforma escolar, los aumentos o declives del número de estudiantes matriculados o las consideraciones financieras resultan en una reorganización de escuelas existentes, la construcción de nuevas escuelas o la consolidación de distritos" (p. 2). Mucha de la investigación disponible se ha hecho en escuelas rurales o intermedias. La investigación sobre "la mejor" configuración de grados es poco concluyente. Pero al menos indica los factores a considerar al tomar decisiones sobre la gama de grados en una escuela o la configuración de grados en una comunidad dentro de su sistema de escuelas primarias y secundarias.

¿Cómo difieren las escuelas en cuanto a la configuración de grados?

Las escuelas en Estados Unidos se organizan de distintas maneras: algunas escuelas incluyen los grados del kindergarten al 3º, 4º, 5º, 6º, 8º, 9º o 12º grados; otras se organizan como escuelas intermedias, institutos de enseñanza media y de segunda enseñanza y otras constan de estudiantes de un solo grado, como un centro de kindergarten o del noveno grado. Algunas escuelas incluyen el nivel pre-kindergarten. El Centro Nacional para Estadísticas Educativas (National Center for Education Statistics, 2002) del Departamento de Educación de EE.UU., ofrece datos sobre el número de distritos escolares públicos que ofrecen instrucción y el porcentaje de estudiantes en asistencia, organizados según la gama de grados y por estado, para el año escolar 2000-2001 (http://nces.ed.gov/pubs2003/2003310.pdf, Table 3).

Configuraciones de un solo grado

La literatura sugiere que algunos distritos escolares han encontrado ventajas en escuelas que contienen estudiantes de un solo grado, aunque estas ventajas no necesariamente son apoyadas por la investigación (Reents, 2002):

  • Un centro para un solo grado, como una escuela sólo para estudiantes del noveno grado, puede desarrollar programas específicos para las necesidades de esa edad.
  • Al quitar estudiantes de varias escuelas se puede aliviar la congestión de estudiantes de esas escuelas.
  • Los estudiantes tal vez podrían participar en un nivel igual en más actividades y tener menos influencia de estudiantes mayores.
  • El mayor número de estudiantes en centros de un solo grado tal vez permita que la escuela aumente el número de cursos ofrecidos.

La literatura también sugiere posibles desventajas de configuraciones de grados separados (Hopkins, 1997):

  • Se aumenta el costo y la distancia del tránsito de los estudiantes, particularmente en un distrito escolar que abarca una zona extensa.
  • Podría disminuirse la participación de los padres, posiblemente afectada por la distancia a la escuela y el número de escuelas a las que asisten los hijos de una misma familia.
  • Los estudiantes tienen que hacer un número mayor de transiciones entre escuelas.
  • Se ofrecen menos oportunidades de interacción entre estudiantes de diferentes edades.

Hopkins (1997) también sugiere algunos factores adicionales que los distritos escolares podrían considerar:

  • La combinación de escuelas en centros de grados separados podría influir sobre la decisión de cerrar o no escuelas del vecindario.
  • Los edificios modernos tal vez tengan un diseño más apropiado para varios niveles de grados.
  • La población de la escuela podría aumentar o disminuir considerablemente a medida que las configuraciones cambian.

Otras configuraciones de grados: Escuelas intermedias, kindergarten al 12º grado (K-12)

"Mucho de lo que ha pasado respecto a la estructura de grados de escuelas puede atribuirse al desarrollo de la escuela intermedia" (Franklin y Glascock, 1996, p. 4). La separación de estudiantes en el 5º y el 6º grado, o el 7º y el 8º, en escuelas intermedias se justifica en algunos distritos escolares ya que creen que las escuelas intermedias satisfacen mejor las necesidades de desarrollo de jóvenes pre-adolescentes. Como señala Howley (2002), las necesidades de desarrollo de adolescentes jóvenes difieren de las de niños de primaria y de adolescentes mayores. "Las escuelas intermedias que responden bien al desarrollo tienen que tomar en cuenta todo lo que se sabe acerca de los adolescentes jóvenes y el contexto cultural en el que viven" (Lounsbury, 1996). La cantidad de escuelas intermedias vio un aumento del 35% entre 1967 y 2000 (http://nces.ed.gov/programs/digest/d01/dt095.asp).

En la década pasada, los investigadores también demostraron un interés renovado en escuelas que abarcan los grados del kindergarten al 12º. Un estudio de escuelas rurales que examinó la relación entre configuración de grados y el rendimiento estudiantil en Louisiana, halló que los estudiantes en escuelas rurales del kindergarten al 12º (K-12) pasaron los exámenes de logro tan bien o mejor que los estudiantes en escuelas primarias, intermedias o secundarias separadas. Los estudiantes en zonas de mucha pobreza también pasaron mejor en las escuelas K-12 (Franklin y Glascock, 1996). Un estudio similar en Texas analizó datos de un estudio de 1.001 escuelas secundarias de Texas, incluso 116 escuelas K-12. Este estudio produjo resultados similares (Bickel, Howley, Williams y Glascock, 2000).

¿Qué efecto tienen las configuraciones de grado en las transiciones?

La división de escuelas primarias en configuraciones que incluyen menos grados exige que los estudiantes hagan varias transiciones de una escuela a otra. Los investigadores notan que las transiciones podrían ocasionar estrés a los estudiantes:

  • Alspaugh (1999) halló una pérdida significativa de logros durante cada año de transición. También halló que algunos estudiantes ganan al año siguiente lo que han perdido, pero pareciera que los estudiantes que hacen menos transiciones necesitan menos años para recuperar las pérdidas de logro causadas por transiciones.
  • Otro estudio halló que cada vez que los estudiantes cambiaron de escuela, aumentaron sus sentimientos de anonimato. Los investigadores que hallaron que estudiantes del sexto grado, tanto en escuelas primarias como en escuelas K-12, lograron más que estudiantes en escuelas intermedias o de enseñanza media consideraron que el número de transiciones era un factor significativo. Este estudio consideró 8 escuelas con 7 gamas de grados distintas y de 82 a 1.200 estudiantes. Las escuelas estaban ubicadas en áreas tanto urbanas como rurales en 5 estados del Noroeste. El número de grados en las escuelas variaba desde 1 a 11 (Paglin y Fager, 1997).
  • Otro estudio de investigación halló que las muchachas en la adolescencia temprana sufrieron un descenso en el amor propio, la participación extracurricular y los comportamientos de liderazgo al hacer la transición a la escuela intermedia o de enseñanza media, que no ocurría si permanecían en una situación de escuela primaria. Este estudio halló que los efectos de esta transición se mantuvieron durante los años escolares. Para los varones, el estudio halló efectos negativos similares en la participación extracurricular y en las notas, pero no en el amor propio, al hacer la transición a la escuela intermedia o de enseñanza media. Los autores concluyeron que la situación de relativa protección de la escuela primaria quitó estrés producido por la entrada a la adolescencia, tanto para los varones como para las mujeres. Los estudiantes que no habían pasado por el estrés de la transición más temprana, parecieron pasarlo mejor que otros estudiantes durante la transición a la escuela secundaria (Simmons y Blyth, 1987).
  • Franklin y Glascock (1996) hallaron que los varones del sexto grado tuvieron más suspensiones disciplinarias en escuelas intermedias y de enseñanza media que en escuelas primarias, posiblemente relacionado a los efectos de la transición, la organización de la escuela o su tamaño. Este estudio se basó en datos recogidos de todas las escuelas públicas de Louisiana durante el año escolar de 1992-1993.

¿Cuáles son los factores considerados por los distritos escolares al tomar decisiones sobre la configuración de grados?

Investigadores del Northwest Regional Educational Laboratory (Laboratorio Educativo de la Región Noroeste) estudiaron ocho escuelas con siete arreglos diferentes de grados. Examinaron el historial de la decisión de cada escuela sobre la configuración de grados junto con las ventajas y desventajas observadas con cada configuración y los comentarios de los directores sobre el éxito de sus programas (Paglin y Fager, 1997). Basado en esta investigación, Paglin y Fager compilaron una lista de nueve factores que los distritos escolares tal vez quisieran considerar al tomar decisiones sobre las configuraciones de grados de escuelas individuales:

  • El costo y la distancia del tránsito de los estudiantes, particularmente en un distrito escolar que abarca una zona extensa
  • Un posible aumento o declive en la participación de los padres, tal vez afectada por la distancia a la escuela y el número de escuelas a las que asisten los hijos de una misma familia
  • El número de alumnos en cada nivel de grado, el cual podría afectar las agrupaciones en clases y la oferta de cursos
  • Los efectos de la situación escolar en el rendimiento, particularmente para los grados 6º al 9º
  • El efecto sobre la cuestión de si las escuelas del vecindario cierran o quedan abiertas
  • El número de transiciones entre escuelas para los estudiantes
  • Las oportunidades de interacción entre las categorías de edad
  • La influencia de estudiantes mayores en los menores
  • El diseño del edificio-¿es apropiado para unos cuantos niveles de grado o para varios?

Paglin y Fager concluyeron que el diseño de un sistema escolar para configurar una gama particular de grados en escuelas individuales, no garantiza que los estudiantes aprendan bien ni que estén bien ajustados.

Referencias

Alspaugh, John W. (1999). The interaction effect of transition grade to high school with gender and grade level upon dropout rates. Montreal: American Educational Research Association. (Documento de ERIC No.ED431066)

Bickel, Robert; Howley, Craig; Williams, Tony y Glascock, Catherine. (2000, November). Will the real "Texas miracle in education" please stand up? Grade span configuration, achievement, and expenditure per pupil. Randolph, VT: Rural School and Community Trust. (Documento de ERIC No. ED447995)

Franklin, Bobby J., y Glascock, Catherine H. (1996, October). The relationship between grade configuration and student performance in rural schools. Paper presented at the Annual Conference of the National Rural Education Association, San Antonio, TX. (Documento de ERIC No. ED403083)

Hopkins, Gary. (1997, September 8). Grade configuration: Who goes where? Education World [En línea].

Howley, Craig. (2002, March). Grade-span configurations. American Association of School Administrators [En línea]. Disponible: http://www.aasa.org/publications/saissuedetail.cfm? ItemNumber=1790&snItemNumber=950&tnItemNumber=951.

Lounsbury, John H. (1996). Key characteristics of middle level schools [En línea]. Digest de ERIC. Champaign, IL: ERIC Clearinghouse on Elementary and Early Childhood Education. (Documento de ERIC No. ED401050).

National Center for Education Statistics. (2002). Directory of public elementary and secondary education agencies, 2000-2001 [En línea].

Paglin, Catherine, y Fager, Jennifer. (1997, July).Grade configuration: Who goes where [En línea]. Disponible: http://www.nwrel.org/request/july97/index.html.

Reents, Jennifer Newton. (2002, March). Isolating 9th graders. School Administrator[En línea]. Disponible: http://www.aasa.org/publications/saarticledetail.cfm?ItemNumber=2668.

Simmons, Roberta G., y Blyth, Dale A. (1987). Moving into adolescence: The impact of pubertal change and school context. Hawthorne, NY: de Gruyter.

Recursos

En la versión en inglés de esta página, hay otros recursos relacionados (en inglés).