El Desarrollo Social de los Niños: Una Lista de Cotejo

Diane E. McClellan y Lilian G. Katz

EDO-PS-96-15
Diciembre 1996

Lista De Cotejo Sobre Características Sociales

Esta lista incluye características de la conducta social del niño y de la experiencia preescolar que los maestros deberían examinar cada tres o cuatro meses. Las consultas con los padres y otros educadores ayudan a hacer las características y la evaluación realistas y confiables. Al usar la lista, los educadores deberían poner atención para saber si las características son típicas. Esto requiere muestrear la conducta del niño durante un periodo de tres o cuatro semanas. Cualquier niño puede tener uno o dos días realmente malos, por diversas razones; si la evaluación va a ser razonablemente confiable se requieren juicios sobre el patrón general de funcionamiento por un periodo de un mes.

El desarrollo social saludable no requiere que un niño sea una "mariposa social". Lo importante es la calidad más que la cantidad de sus amistades. Es necesario tener en mente que existe evidencia de que algunos niños son más tímidos que otros y que podría ser contraproducente forzarlos a mantener relaciones sociales que les hacen sentirse incómodos (Katz y McClellan 1991). Más aún, a menos que la timidez sea lo suficientemente severa para impedir que el niño disfrute de la mayoría de las "cosas buenas de la vida", tales como las fiestas de cumpleaños, los paseos y las salidas familiares, es razonable asumir que cuando se les maneja con sensibilidad, su timidez disminuirá espontáneamente.

Muchos de los rasgos distintivos mencionados en la lista de cotejo del sumario indican un desarrollo social adecuado si usualmente caracterizan al niño. Este calificativo es incluido para asegurar que las fluctuaciones ocasionales no lleven a sobrevalorar las dificultades temporales de los niños. En base a contactos directos frecuentes con el niño, la observación en una variedad de situaciones y la información obtenida de padres y otros colegas, un educador puede evaluar cada niño de acuerdo con esta lista de cotejo.

Los maestros, antes de intervenir, pueden observar y monitorear las interacciones entre los ni&ntildeos y permitir que aquéllos que raramente tienen dificultades, intenten solucionar los conflictos por ellos mismos. Si un niño muestra la mayoría de los rasgos y características de la lista de cotejo, es razonable asumir, entonces, que las dificultades ocasionales disminuirán sin intervención.

Sin embargo, si un niño parece desempeñarse pobremente en la mayoría de los ítemes de la lista, los adultos responsables de su cuidado pueden implementar estrategias que le ayudarán a disminuir y vencer las dificultades sociales. Sugerimos que la lista de cotejo sea utilizada como una guía entre maestros y padres. La intención no es ofrecer una receta sobre la "conducta social correcta", pero síayudar a los maestros a observar, entender y apoyar a los niños conforme ellos desarrollan sus destrezas sociales a plenitud. Si un ni&ntildeo parece estar desempeñándose pobremente en muchos de los ítemes de la lista de cotejo, los adultos responsables de su cuidado pueden implementar estas estrategias que le ayudarán a establecer relaciones más satisfactorias con otros niños (Katz y McClellan, 1991).

Finalmente, es también importante tener presente que los niños difieren en su conducta social por una variedad de razones. La investigación muestra que los niños tienen distintas personalidades y temperamentos desde el nacimiento. Adicionalmente, las relaciones en la familia nuclear o extendida afectan la conducta social. Lo que es apropiado o una conducta social eficaz en una cultura podría ser menos en otra. Por lo tanto, los niños que provienen de culturas y antecedentes familiares diversos podrían necesitar ayuda para disminuir sus diferencias y encontrar formas para aprender y disfrutar de la compañía entre s&iacute. Los maestros tienen la responsabilidad de ser proactivos más que asumir un papel de "dejar hacer, dejar pasar," creando en el aula una comunidad abierta, honesta y de aceptación.

Lista De Cotejo De Características Sociales

I. Atributos individuales

El niño:

  1. Usualmente está de buen humor.
  2. No es excesivamente dependiente del maestro, asistente u otro adulto.
  3. Usualmente va a la institución en forma voluntaria.
  4. Usualmente maneja los desaires y contratiempos en forma adecuada.
  5. Muestra capacidad para establecer empatía.
  6. Tiene relaciones positivas con uno o dos compañeros, muestra capacidad para preocuparse sinceramente por ellos, los extraña si están ausentes, etc.
  7. Muestra sentido del humor.
  8. No parece sentirse severa o costantemente sólo.

II. Características de la habilidad social

El niño usualmente:

  1. Se acerca a otros en forma positiva.
  2. Expresa deseos y preferencias claramente, dando razones por sus acciones y posiciones.
  3. Expresa sus derechos y necesidades en forma apropiada.
  4. No es fácilmente intimidado por niños violentos o agresivos.
  5. Expresa la frustración y el enojo en forma efectiva, sin dañar a otros ni la propiedad ajena.
  6. Se gana el acceso a los grupos de juego y trabajo que se dan en el aula.
  7. Participa de temas de discusión, hace contribuciones relevantes a las actividades que se dan en el aula.
  8. Toma turnos fácilmente.
  9. Muestra interés por otros, intercambia y acepta información de otros en forma adecuada.
  10. Negocia y convence a otros adecuadamente.
  11. No muestra atención inapropiada hacia sí mismo.
  12. Acepta y disfruta de los iguales, adultos y grupos étnicos diferentes del suyo.
  13. Se gana el acceso a los grupos de juego y trabajo que se dan en el aula.
  14. Interactúa en forma no verbal con otros niños mediante sonrisas, saludos, afirmaciones, etc.

III. Características de las relaciones entre iguales

El niño es:

  1. Usualmente aceptado y no ignorado o rechazado por los otros niños.
  2. Algunas veces invitado, por otros niños, a disfrutar del juego, la amistad y el trabajo.

Este digest en una adaptación del artículo "Evaluando el desarrollo social de los niños pequeños. Una lista de cotejo de características sociales" que apareció en la publicación Dimensions of Early Childhood (pp. 9-10) del otoño de 1992.

Traducción: Irma Zúñiga

Para Más Información

Asher, S., and J. Coie. (1990). Peer Rejection and Childhood Education. New York: Cambridge University Press.

Cassidy, J., and S.R. Asher. (1992). Loneliness and Peer Relations in Young Children. Child Development 63: 350-65. EJ 443 494.

Hartup, W.W. (1992). Having Friends, Making Friends, and Keeping Friends: Relationships as Educational Contexts. Urbana, IL: ERIC Clearinghouse on Elementary and Early Childhood Education. ED 345 854.

Katz, L.G., and D. McClellan. (1991). The Teacher's Role in the Social Development of Young Children. Urbana, IL: ERIC Clearinghouse on Elementary and Early Childhood Education. ED 331 642.

Newcomb, A.F., W.M. Bukowski, and L. Tattee. (1993). Children's Peer Relations: A Meta-analytic Review of Popular, Rejected, Neglected, Controversial, and Average Sociometric Status. Psychological Bulletin 113(1): 99-128.

Paley, G. (1992). You Can't Say You Can't Play. Cambridge, MA: Harvard University Press.

Rizzo, Thomas. (1989). Friendship Development among Children in School. Norwood, NJ: Ablex.